“UN VIAJE ES COMO UN LIBRO, SE COMIENZA CON INQUIETUD Y SE TERMINA CON MELANCOLÍA”           "VIAJAR NO ES LLEGAR A UN LUGAR, ES ABRIR UN CAMINO"           "NO VIAJES PARA ESCAPAR DE LA VIDA. VIAJA PARA QUE LA VIDA NO SE TE ESCAPE"           “COMO TODOS LOS GRANDES VIAJEROS, HE VISTO MÁS DE LO QUE PUEDO RECORDAR, Y RECUERDO MÁS QUE LO QUE HE VISTO”


26 noviembre 2017

RECORRIENDO SINGAPUR CON NIÑOS

Nuestro primer día entero en Singapur lo aprovechamos al máximo. Comenzamos por un recorrido cerca de nuestro alojamiento para descubrir la arquitectura colonial de la zona de Civic District, pasando por los colosales edificios del distrito financiero para acabar descubriendo una de las zonas más bucólicas de la ciudad, su precioso barrio de Chinatown, para terminar al final del día en la zona de la bahía.




DÍA 2: LUNES 5 DE JUNIO DEL 2017

Hoy el Jet Lag hizo mella y nos levantamos bastante temprano pero sin ningún síntoma de cansancio. Preparamos los bartulos, desayunamos cosas que teníamos y para la calle.
Compramos bebidas para el recorrido, bien frías y las pusimos en nuestras cantimploras para conservar el fresquito, que si no con el calor que hacía, a la media hora estaría tipo sopa.
La verdad que es increíble el calor que hace en esta ciudad. Estas en el hotel con el aire acondicionado y sales a la calle y el bofetón del sofocante calor y la humedad hace que vuelvas a recordar el porque la gente camina en la ciudad de centro comercial en centro comercial.


QUÉ VER EN EL DISTRITO COLONIAL EN SINGAPUR


Comenzamos por un recorrido que empezaba justo a la vuelta de la esquina de nuestro hotel.

El distrito colonial es la zona de la ciudad situada al norte del río Singapur y en ella se concentran mucho de los edificios que se construyeron durante el mandato británico, tras establecer aquí Sir Stamford Raffles el centro administrativo en 1822.

Con el paso del tiempo una parte de esas instituciones se mudaron de sus antiguos edificios a otros más modernos en la región o fuera de ella; pero esta zona consiguió mantener preservada sus iglesias, catedrales y edificios históricos y su caloooooooooorrrrrr.


RAFFLES HOTEL: 1 Beach Road:  www.raffleshotel.com/ Transporte: Estación de MRT City Hall, después un corto paseo hasta Beach Road.
Nuestra primera parada fue en este hotel victoriano construido en 1887 y declarado Monumento Nacional en 1987.
Pensamos que con las pintas de guiris sudados (y eso que no habíamos caminado ni 5 minutos, pero el calor era insoportable) no nos iban a dejar entrar, ya que pensábamos que había que vestir adecuadamente, pero para nada.
Raffles hotel

Preguntamos al señor que estaba en la puerta y muy amablemente nos dijo por donde podíamos entrar. Debe ser que nuestras increíbles gorritas nos hacían glamurosos...
El hotel por fuera era esplendido, con un estilo colonial que te choca es Asia. Pero paseando por los jardines del interior, con sus fuentes, sus balcones, sus jardines, sus patios, sus bares, sus tiendas podías entender el porque fue el "refugio" de Somerset Maugham, Rudyard Kipling, Noel Coward  e incluso Charlie Chaplin. Rebosa encanto colonial por los cuatro costados.

Como curiosidad decir que en el bar Long Ba dicen que se inventor el Singapur Sling, un cóctel a base de ginebra, brandy de cereza y piña fresca. Nosotros no lo probamos...a esas horas de la mañana a ver quien se mete eso.

A la salida del hotel podíamos divisar el Civilian War Memorial que vimos ayer. Ahora si tiene pinta de palillos chinos.
Civilian War Memorial
Civilian War Memorial


BIBLIOTECA NACIONAL: Pasamos por este curioso edificio de 12 plantas. Muy moderno para tratarse de una biblioteca. No se, pero asocio las grandes biblioteca en un antiguo edificio y sin duda éste de antiguo tenia poco.
Biblioteca Nacional de Singapur
Biblioteca Nacional de Singapur


Como curiosidad, aunque nosotros no lo hicimos, dicen que si subes a la planta 8, hay unas vistas preciosas a la ciudad y Marina Bay.


"En la planta 8 de la biblioteca nacional, vistas de la ciudad de Singapur gratis. Aunque al parecer no se puede hacer fotos desde arriba"


CHIJMES COMPLEX: Nos dirigimos hasta Victoria Street y vimos este edificio, un antiguo convento católico transformado en un conjunto de tiendas y restaurantes muy elegantes.
Aunque sin duda lo que más éxito tuvo fue hacer un rato el pato en el típico columpio de jardín...
Descansando un poco de la solajera

LA CATHEDRAL OF THE GOOD SHEPHERD: https://www.catholic.sg/  La catedral del Buen Pastor se encuentra justo enfrente del CHIJMES y es la iglesia católica romana más antigua de la ciudad, sede de la diócesis de Singapur.
La historia sobre su nombre es bastante curiosa. Al parecer deriva de una frase escrita por el entonces padre Laurent-Marie-Joseph, primer sacerdote que visitó Singapur. Este sacerdote durante un periodo de persecución de los cristianos en Corea dijo: “In desesperate circunstances, the good shepherd lays down his life for his sheep”, que vendría a decir algo así como “en situaciones desesperadas, el pastor da su vida por las ovejas”. Al rendirse esperaba que las autoridades coreanas terminarían con la persecución, aunque no fue así ya que acabó siendo decapitado junto con otros dos sacerdotes.
Su historia llegó a Singapur en el momento de elección del nombre y...ya tenían nombre.

Logicamente no es como las catedrales que estamos acostumbrados a ver en Europa, más bien recuerdas a las iglesia repartidas por la zona del Big Sur de California.
Catedrales muy simples que para mi gusto es lo que las hace tan especiales, nada de decoraciones recargadas.
Interior de la Cathedral of the good shepherd
Interior de la Cathedral of the good shepherd


FORT CANNING PARK: https://www.nparks.gov.sg/gardens-parks-and-nature/parks-and-nature-reserves/fort-canning-park
Llegamos a este pulmón de Singapur por una zona curiosa...se accedía a través de unas escaleras mecánicas. Era un poco extraño subir a un montículo verde por unas escaleras mecánica.

Este parque tiene varias entradas, pero justo la que esta más cerca de la catedral es esta curiosa escalera.
Escaleras mecánica con acceso a Fort Canning Park
Escaleras mecánica con acceso a Fort Canning Park

Este parque fue conocida en el pasado como “Forbidden Hill” o colina prohibida, pues estaban enterrados algunos de los antiguos integrantes de la nobleza malaya.
Años después, Sir Raffles decidió vivir ahí en una construcción que hoy es conocida como Raffles Terrace. Las zonas elevadas de la isla, además de ser puntos estratégicos de defensa, se erigieron en residencias de estos primeros colonos como medio de luchar contra el clima tropical, los insectos y la humedad asfixiante.
Posteriormente, los ingleses aprovecharon la elevación de la colina para instalar construcciones militares con el objetivo de proteger la isla durante la Segunda Guerra Mundial. Incluso todavía se puede visitar un bunker dentro del parque.
Justo antes de subir las escaleras hay una escultura de la paz bastante moderna.

Seguimos paseando bajo la sombra de algunos arboles, descubriendo algunas estatuas simpáticas y remándonos en los multitud de columpios que se encontraban dispersos por los jardines.

Llegamos a la zona del Bunker, parcialmente cerrada, pero que dejaba abierta una entrada con salida a otro jardín más arriba.

Nos paramos un rato en el Centro de visitantes y pillamos unos mapas.
Vimos incluso un hotel, el Hotel Fort Canning.
Mientras le íbamos contando a la niña historias de piratas, entramos en el Fort Gate que no resultaba muy esplendorosa en comparación con el resto de cosas que habíamos visto.

Continuamos subiendo paseando por diferentes jardines hasta llegar al mirador donde se sitúa la que dicen fue la primera residencia oficial del fundador de Singapur, Sir Thomas Raffles. Una casa en la que no se podía entrar, aunque dejaba ver algo desde su ventana, no habiendo nada que llamara la atención.

Estábamos en la zona más alta de este parque y desde aquí se podía ver uno de los primeros faros de la ciudad. También un conjunto de banderas simulando el mástil de un barco.
Uno de los primeros faros de Singapur
Uno de los primeros faros de Singapur

Continuamos paseando entre cañones, alimentando las historias de mi hija.

Y de repente vemos esta esplendida imagen.


Dimos por terminada la visita y empezamos a bajar un montón de escalones hasta llegar a la altura de la calle saliendo por la que creo recordar que era Hill Street.

MICA BUILDING: en Hill Street. Cerca de donde bajamos estaba este edificio de 1934 cuya característica principal son sus 927 ventanas coloreadas en los tonos del arco iris.
La verdad que es un edificio bastante original.
Mica Building
Mica Building

El edificio actualmente es sede del Ministry of Information, Comunication and Arts, y antiguamente ¿sabeís lo que era? ...SEDE DE LA COMISARÍA MOLONA MULTICOLOR DE POLICÍA. 👮
De verdad que con estas pintas se me pasaba por la cabeza la "Loca academia de Policia"



ST ANDREW'S CATHEDRAL: http://cathedral.org.sg/ 
Subimos hasta esta iglesia de un estilo parecido a la anterior que habíamos visitado. Fue construida en estilo gótico inglés, siendo la mayor catedral del país.
La catedral ofrece visitas guiadas de lunes a sábado de 10:30 a 12h y de 14:30 a 16h (excepto los miércoles por la mañana y los sábados por la tarde).
St Andrew's cathedral
St Andrew's cathedral

Tiene un interior muy bonito con unos curiosos tonos azules a los que no estamos acostumbrados en este tipo de construcciones.

A todo esto, mi niña con "su cámara" iba haciendo de las suyas...sacando fotos a todo que pasara como loca, hasta haciéndose selfies...

EL PADANG: (campo llano en malayo). Pasamos por este gran extensión de césped en cuyas puntas se encuentran dos clubs deportivos (el Singapore Recreational Club y el Singapore Cricket Club). Y rodeado de edificios coloniales.

Continuamos paseando contemplando los diferentes edificios de la zona como el City Hall junto con la antigua corte suprema que hoy es la sede del National Gallery, The art house, la casa del parlamento hasta llegar a la conocida estatua de SIR STAMFORD RAFFLES, que cómo ya comenté más arriba fue el fundador de la colonia y todo un icono en el sudeste británico. Dicen que la estatua se encuentra en lugar en el que Sir Stamford Raffles habría pisado Singapur por primera vez en 1918. Se encuentra justo delante del Victoria Theatre, el antiguo ayuntamiento de la ciudad.
Desde la zona se divisaba uno de los puentes que cruzaba el río Singapur, el Elgin bridge.

Acabamos en un parque justo en frente del Museo de las Civilizaciones con curiosos diseños como estas bolas plateadas dispersadas por el césped que a mi me recordaban a Matrix. Por supuesto era hora de saltar.


Me hubiera gustado entrar a este museo...pero la compañía no estaba por la labor, y ya se iba acercando la hora de comer

CAVENAGH BRIDGE: Dimos con este puente inaugurado en 1870. Es el único puente colgante de Singapur y el puente más antiguo que todavía preserva sus formas originales. Tan originales que incluso conserva un cartel de la policía de la época alertando sobre el hecho de que estaba prohibida la circulación por el puente de vehículos de más de 150 kg de peso, incluyendo caballos y ganado.
Cabenagh Bridge y su curioso cartel
Cabenagh Bridge y su curioso cartel

En 1910 fue transformado en puente peatonal con la inauguración del Anderson Bridge.

Llegamos al otro lado de la orilla y nos dirigimos al metro vislumbrando bastantes estatuas curiosas.


QUE VER EN CHINATOWN DE SINGAPUR


Chinatown es el centro de la comunidad china en Singapur, un legado de los primeros colonos chinos que habitaron en Singapur.
El barrio está delimitado por las calles Chuch St., New Bridge Rd., Maxwell Rd. Y Cecil St.
Este barrio se creo en 1821 cuando llegó a puerto el primer junco procedente de Xiamen, cuyos pasajeros se establecieron en la parte sur del río Singapur, zona hoy conocida como Telok Ayer.



"En el barrio de Chinatown es donde hay buenos precios para los souvenirs"


MAXWELL FOOD CENTER:  1 Kadayanallur St | Horario: de 8 de la mañana a 10 de la noche. Hakwers muy conocido y en donde pensábamos comer. Pero ERROR... se encontraba cerrado. Al parecer cierra los lunes, así que muertos de hambre nos fuimos a otro Hakwer conocido de la zona.

CHINATOWN FOOD STREET: http://www.chinatownfoodstreet.sg/
Durante el día una calle normal de Chinatown, la Smith Street se convierte después de la 17:00 en una calle peatonal en la que los puestos de comida y las mesas y sillas invaden el espacio central dando lugar a un hawker al aire libre. Aunque por lo que nosotros vimos hay unos cuantos puestos que están abiertos al mediodía. No se si es porque los lunes cerraba el otro o porque siempre es así.
No era lo que más me apetecía en el mundo, pero ya era hora de comer y con el pedazo paseo que nos habíamos metido, necesitábamos comida ya si o si.
No recuerdo bien lo que pedimos, unos pinchitos, arroz, pollo crujiente acompañado de un zumo de coco calentorro que se quedo casi entero allí mas un par de zumos más fresquitos.

La verdad que la comida (a excepción del coco caliente) estaba bastante buena. Aunque con el calor que hacía lo que más apetecía era beber y beber.

Menuda morriña tras comer. Ganas de irnos al hotel o algún lugar fresquito. El calor a esta hora se hacía insoportable.

Pero a pesar del calor, sacamos fuerzas y paseamos un rato por sus puestos viendo cosas curiosas. Miren estos lagartos tan raros que me quede con ganas de probar, pero que mi estómago dijo que nanai, entre el calor y el cansancio de los efectos del jet lag ya estaba notándose en el cuerpo.

Comenzamos a visitar los diferentes templos de la zona, de esa manera estrábamos en sitios más fresco que se agradecían.

Una de las peculiaridades y curiosidades de este barrio, que aunque sea el barrio chino se puede disfrutar en escasos metros de templos chinos junto con sinagogas y templos hindus.

TEMPLO BUDDHA TOOTH RELIC: http://www.btrts.org.sg/ 288 South Bridge Road | Horario: de 07:00 a 19:00. Gratiuto.
Ya habíamos pasado por fuera de este templo a la hora de ir a comer y ya nos llamo poderosamente la atención. Es un templo bastante grande con cinco plantas y aunque su construcción parece antigua, es relativamente moderno, ya que se inauguro en 2007.
Templo Buddha Tooth Relic
Templo Buddha Tooth Relic

El templo es llamado el templo de los mil budas...y vaya deberían haberlo llamado el templo de los 45289467 budas porque es una pasada todos los budas que hay de diferentes tamaños y en diferentes posturas. Realmente casi imposible fijarse en todos, necesitaríamos una vida y algo más.

Al entrar nos dieron gratuitamente un fular para tapar los hombros y piernas.
Lo primero que encuentras al entrar es un lugar para poner incienso mediante donativos.

Luego pasamos por la sala de oración que estaba a rebosar de gente porque estaban haciendo unos cánticos. Lástima que no nos quedamos pero Salma estaba algo guerrera y no era plan de estar allí mientras la niña boceaba. Así que decidimos subir por el ascensor a los pisos superiores para ir descubriendo el templo.
El el último piso se encuentra parcialmente al aire libre un pequeño jardín junto con una especie de rueda de plegarias que vienen a ser como los rosarios.
Aquí y con la ruedita en cuestión nos entretuvimos un rato, eso de una rueda con multitud de colores y dando vueltas sin parar le gusta mucho a los niños. No hay duda que mi hija debió casi alcanzar el Nirvana con tantas vueltas que dio.

También en esta zona se encuentran una especie de escaparate con 78403 budas dedicadas a todos los patrocinadores del templo.

Seguimos bajando plantas para descubrir un museo del budismo donde te van contando la vida de Siddharta Gautama.

También hay expuestos un montón de budas con diferentes posiciones, así como estatuas con pintas de demonios a los que en este viaje bautizamos como "piratas malos".

En otra planta hay una especie de salón de oraciones profundamente ornamentado. Eran zonas donde para entrar tenías que descalzarte y terminantemente prohibido hacer fotos. La salas eran preciosas, con un profuso decorado que casi no sabías donde mirar. Recuerdo que incluso por hacer la gracia y de paso donábamos algo, decidimos comprar una especie de vela en su cristalcito para ponerla en la entrada.
En esta sala se encuentra algo tremendamente valioso, que hace que este templo sea muy visitado por quien practica esta religión. Se trata de un supuesto colmillo izquierdo de buda guardado en una estupa de 320 kilos de oro donados por devotos.

La historia de este famoso diente no es tan antigua y esta muy relacionada con la construccion de este templo. Al parecer en 1980, un tal Cakkapala hizo un viaje junto con 5 devotos a Bagan Hill para restaurar una estupa  y una estatua de Buda. Así fue como entre los escombros de lo que iban a restaurar descubrieron un diente de Buda en una estupa de oro puro. Pero este descubrimiento no se hizo conocer públicamente, sino que lo guardo durante 22 años hasta que el 4 de agosto de 2002, decidió entregar la reliquia del diente de Buda a Shi Fazhao para preservarlo. Dicen que le dijo al nuevo guardián de que, si se le presentaba la oportunidad, construyese un monasterio para el diente, para que los budistas de todo el mundo pudiesen reunirse en Singapur y realizar la reverencia a la misma. Y por todo ello se construyo el templo. ¿Verdad? ¿Mentira? Quizás un empujón para conseguir financiación...

Bajamos a la planta baja y...que paz. Aquella sala en la que no cabía un alma, ahora estaba vacía y era más fácil disfrutar de todos sus detalles.
En este salón destaca unas estatuas de buda que lo presiden en una especie de altar.


Rodeando toda el salón se puede ver como las paredes están profusamente ornamentadas con diferentes budas, unos grandes y otros en miniatura.

Detrás del salón se encuentran los budas que protegen cada signo del zodiaco. Al parecer son budas que por una cantidad de dinero los puedes apadrinar para que te den suerte.

Acabamos en otra sala de oración donde por supuesto nos encontramos con mas budas. El sobrenombre del templo de los 1000 budas se lo ha ganado a pulso. Creo que nunca había visto hasta ahora tantos budas juntos.


Una vez fuera decidimos pasear por las calles más importantes que al preparar el viaje tenía anotado no perdernos, todas paralelas una tras otra.

SMITH STREET la calle donde esta el Chinatown Food Street en el que habíamos comido antes. Se trata de una calle llena de puestos y restaurantes de lo mas variopinto.

TEMPLE STREET. Otra calle típica de Chinatown donde se mezclan restaurantes y tiendas en medio de un bullicio constante.

PAGODA STREET: es calle principal con parada de metro. Toda la calle está flanqueada por casas restauradas que reproducen el tradicional estilo arquitectónico de las tiendas de antaño. Era el lugar donde antiguamente se encontraban los fumaderos de opio y es el lugar donde más barato vimos los recuerdos para llevar a la familia, así que de paso aprovechamos a comprar alguna cosilla.
Aquí se encuentra el Chinatown Heritage Center.

MOSQUE STREET, otra calle con la arquitectura tradicional de la región. Sus casas han sido restauradas y tienen un aspecto muy bonito.

Paseando por las diferentes calles de Chinatown




CHINATOWN HERITAGE CENTRE O CENTRO PATRIMONIAL DEL BARRIO CHINOhttps://chinatownheritagecentre.com.sg/ 48 Pagode Street | Horario: de 09:00 a 20:00 todos los días, precio: 15 $ menores de 7 años gratis.
Se considera una parada obligatoria para cualquiera que quiera saber más sobre el pasado del barrio y de la inmigración china a Singapur, aunque nosotros no lo visitamos.
El centro tiene varios espacios que recrea la vida de los primeros inmigrantes y detalla muchos aspectos de su vida y su actividad económica. A través de una visita guiada de unos 40 minutos te explican como fue la llegada de los chinos a Singapur, su organización en clanes para ayudarse, el control de actividades ilegales que se llegó a realizar y que hicieron que la zona tuviera mala reputación (prostitución, fumaderos de opio...), las condiciones de vida en las casas-tienda (en un cubículo llegaban a vivir hasta 10 personas en condiciones bastante insalubres)...


Estuvimos un buen rato paseando por estas calles, viendo sus casas de colores, sus farolillos tan míticos de los barrios chinos, sus tiendas con los productos expuestos en la calle que muchos no saben ni para que son, curioseando tiendas como la famosa tienda de remedios tradicionales de  Eu Yan Sang en la South Bridge Road, pasamos por la famosa pastelería Tong Heng donde no nos parecía que tenía tan buena pinta como habíamos leído (debe ser que el calor quita el hambre y solo bebíamos porque ahora que estoy escribiendo, se me hace raro que aunque sea alguna cosa hubiéramos probado, pero creo que fue el sitio donde más calor pasamos).
Otra de las cosas que se veían mucho es la famosa fruta con ese olor tan fuerte que no te dejan comerla en cualquier sitio, el Duriam. De hecho en los metros y transportes públicos esta totalmente prohibido comerlos con señales que lo indican por todos lados. La verdad que incluso sin abrir ya se podía oler su olor penetrante, olor que aparentemente no me resultaba muy desagradable.

La impresión que me dio pasear por aquí es que a este barrio chino le faltaba algo. Hemos visitado varios barrios chinos de otras ciudades y éste era como demasiado limpio, demasiado ordenado.

LA MEZQUITA JAMAE  218 South Bridge Road. Construida en 1826 por inmigrantes tamiles musulmanes. Solo vimos el exterior ya que era hora de rezo y no nos dejaban entrar. Llama la atención su color verdoso con una mezcla de estilos arquitectónicos chino, angloindio y malayo.

TEMPLO SRI MARIAMMAN: 244 South Bridge Road | Horario: abre las 24 horas del día todos los días.
En este templo si vas a fotografiar por dentro exigen un pago de 5 dolares, sin duda nos trasladamos a India con sus curiosas formas de sacar dinero, de hecho dicen que es el único templo hindú en Singapur que exige este donativo.
El templo fue construido en 1827 siendo el primer templo hinduista de Singapur.
El templo está dedicado a la diosa Mariamman, que cura enfermedades.
Lo primero que destaca es su gopuram (torre) con una sucesión interminable de estatuas y escenas de lo más variopintos.

Dentro del templo es un poco más austero comparándolo con los templos que vimos en nuestro viaje a la Increíble India, lástima también que lo estaban rehabilitando por lo que tenía obras en varias zonas. Por supuesto no faltaban estatuas dedicadas a Durga, Ganesh, Aravan, Draupadi o Muthularajah.
Una de las cosas que descubrimos en este viaje que a Salma le encantan este tipo de templos, se volvía loca señalando estatuas y diciendo ¡QUE BONITOOOOOOOO! Son tan coloridas y llamativas que a los niños les encanta. Pensaban que eran muñecos con sus formas de animales, sus diosas con multitud de manos, las joyas que tenían...vamos que no se llevo el templo entero a casa porque no puede con él.
Y ya no digamos el descalzarse y ponerse el camisón que exigían en la entrada. Ella encantadísima con su traje naranja chillón meneandolo por todos lados.




Ahora volvemos hacía la zona del distrito financiero, pero esta vez lo hacemos andando para ver un par de templos en el camino.

Y de repente mira lo que nos encontramos...



TEMPLO THIAN HOCK KENG: http://www.thianhockkeng.com.sg/ 158 Telok Ayer St.
Queríamos pasar por este templo porque me había llamado la atención al preparar el viaje ya que es uno de los más antiguos de Singapur construido en 1889. Al parecer era el lugar donde acudían los marineros que acababan de llegar a Singapur para dar gracias a la dios del mar Ma Zu por haber sobrevivido a la navegación.

Por cierto, fíjense si han ganado terreno al mar, que este templo en su época estaba en primera linea.
Lástima que estuviera cerrado.

Continuamos hasta el distrito financiero y luego por Marina Boulevard. Esta vez para acabar el día nos dirigíamos al hotel con más lujo de Singapur. Creo que no me cansaría nunca de hacerle fotos. De verdad que es espectacular desde cualquier ángulo.

De paso íbamos contemplando los enormes rascacielos de la zona y como poco a poco toda la zona se iba iluminando con tropecientas luces.

Por fin y tras una gran pateo, llegamos al hotel.
Madre mía que lujooooo y... que pintas teníamos.

Por dentro es grandioso, todo parece cuidado hasta el último detalle.
Interior del Marina Bay Sand
Interior del Marina Bay Sand

Interior del Marina Bay Sand
Interior del Marina Bay Sand
Atravesamos rápido desde la Torre 1 a la Torre 3 para poder ver el atardecer desde la plataforma. Allí en la torre 3 estaba el puesto para que nos dieran la tarjeta de Sands Rewards LifeStyle  para que nos hiciera un descuento para subir.
Nosotros gustosamente haciendo cola hasta que nos toca y...botón On de pánicooooo.
Nos habíamos dejado los pasaportes en el hotel y solo traíamos las fotocopias y no nos valía.
Pues nada..y ¿ahora que hacemos? Pasando del descuento y subíamos o como nos quedaban más días en la ciudad, podríamos subir otro día.
Al final ganó la segunda opción y decidimos ver desde el Event Plaza que estaba en la zona del hotel más cerca el espectáculo de luces, agua y sonido.

Como íbamos más relajados y había que esperar hasta las 20 para verlo nos lo tomamos con tranquilidad paseando por el hotel, luego un rato por el centro comercial viendo el pequeño canal que tienen montada con sus Sampan para recorrerlo.
Sampan del Marina Bay
Sampan del Marina Bay

Llegamos al Event Plaza y ya había bastante gente. Un huequito y a disfrutar del espectáculo.

Que bonito fue verlo desde aquí, ni punto de comparación desde donde lo vimos ayer. Desde aquí se disfruta y se aprecia muchísimo más. Ese colorido, los grandes chorros de diferentes colores al compás de la música haciendo diferentes figuras. Absolutamente brillante.


Tras 10 minutos de espectáculo nos fuimos a comer...pero ¿donde vamos? Recordamos que habíamos pasado por un antiguo mercado del que hablaban mucho en los foros, el famoso Lau Pa Sat.
y no se ni como, porque estaba algo alejado (en Singapur y con el calor las distancias parecen enormes) y teníamos los pies bastante molidos...allá que nos fuimos.

LAU PA SAT: http://www.laupasat.biz/ 18 Raffles Quay | Horario: 24h. El Lau Pa Sat es el viejo mercado conocido por los vecinos más antiguos como Telok Ayer Market.
El espacio actual inaugurado en 1991 como Lau Pa Sat, pero la estructura metálica con su reloj con predominio victoriano de finales del siglo XIX albergó durante muchos años el Telok Ayer Market.


Dentro esta uno de los hawker más conocidos de Singapur donde la calidad de la comida que se sirve tiene el calificativo de las 3 B...bueno, bonito y barato.

Vimos como en el exterior había montón de puestos que vendían sus famosos pinchitos de satay, pero hacía tanto calor que preferimos comer en los puestos de dentro.

En el interior había tantos puestos con tanta comida de todos lados que no sabías por cual decidirte. Comida china, malaya, tailandesa, japonesa, peruana, mexicana y un sinfín de diferentes variedades culinarias que llegamos a dudar si realmente estábamos en Singapur. Y lo mejor, todo limpísimo.
Por poner alguna pega, porque tiene pega el sitio. Diría que no estaría mal que instalaran aire acondicionado en el interior porque lo único que había eran ventiladores.

El sitio estaba hasta los topes y nos costo encontrar una mesa libre.
Luego fui yo a olisquear un rato a ver que comíamos.
Nos decidimos por unos tacos mexicanos que les vi una pinta estupenda. Ademas había cola, así que eso de los sitios donde hay cola, mi cabeza me dice que son buenos.
También compramos un pad Thai y una tortilla y por supuesto no faltaría lo que iba a ser un must en este viaje...los zumos de frutas. Todo por 24,40 SGD. Fue una cena espectacular tras la gran pateada que nos habíamos pegado hoy.


Y ahora si que tocaba rumbo al hotel al que pensábamos llegar en taxi de lo agotados que estábamos (menos mi hija) pero...entre que una cosa llego a otra, que si por el distrito financiero, que si mira que edificio tan chulo, que pasada la estatua, Salma como una moto con las pedazos 3 siestas que se había metido a lo largo del día. No se ni cómo, pero acabamos paseando por la zona de los Quays. Primero por el Boat Quay que enlazamos por el Clarke Quay hasta coger el metro.




SINGAPUR RIVER Y LOS QUAY


El Singapore River es el río más importante de Singapur y la historia de la ciudad-estado  discurrió y todavía discurre por él. Si antes el río favorecía el ambiente necesario para el florecimiento del comercio en Singapur, comercio que hizo de Singapur el país que es hoy, ahora lleva agua dulce que se acumula en la bahía de Marina Bay, reduciendo la dependencia de este recurso natural que tiene el país. Fue en las proximidades de la desembocadura del Singapore River donde Sir Stamford Raffles pisó por primera vez Singapur. Fue también en esta región donde se establecieron los primeros mercaderes, ya que era el antiguo puerto de Singapur. Durante muchos años fue el lugar más importante de la ciudad.
La explosión del comercio en Singapur trajo efectos colaterales para el río. La contaminación fue el mayor, que hizo que el río casi muriera.
En 1977 se elaboró un plan decenal para salvar y descontaminar el río. El plan incluía varias intervenciones que pasaban por un plan de urbanización y vivienda, y conductas sanitarias como la gestión de las basuras. El río llegó a ser dragado retirando basura acumulados en su fondo. En 1987 fue anunciada la descontaminación del río, que en el futuro ya no desembocaría en el mar sino en una presa, la Marina Barrage. El puerto de Singapur fue llevado a un área más favorable y que ya no estaba limitada por las construcciones que se iban realizando en las proximidades de la desembocadura del río.
En su tramo final el río tiene tres puentes que fueron creados o reformados conforme el tráfico de la ciudad crecía y que son una memoria viva de su expansión. Cerca del actual hotel The Fullerton está el Cavenagh Bridge, cuya saturación llevó a la construcción del también próximo Anderson Bridge. Como el Anderson Bridge tampoco fue suficiente, se contruyó el Elgin Bridge, en el lugar en el que un día hubo el primer puente sobre el Singapore River (inicialmente peatonal).
Boat Quay y posteriomente Clarke Quay y Robertson Quay, antiguos muelles de los puertos y que tenían almacenes antaño repletos y luego abandonados, pasaron por procesos de reurbanización dando lugar a complejos de entretenimiento y turísticos.

  • ANDERSON BRIDGE: inaugurado en 1910 para unir el Civic Distric y el distrito comercial que existía al otro lado del río, ya que el Cavenagh Bridge estaba saturado. Con esto, el tráfico de carros tirados por bueyes y caballos y los vehículos pesados fueron desviados al Anderson Bridge y el Cavenagh Bridge se convirtió en puente peatonal. Es un puente metálico con dos vías que contiene la Connaught Drive por un lado y la Fullerton Road en el lado opuesto. El puente también es conocido por formar parte del circuito urbano del Gran Premio de Fórmula 1 de Singapur.
  • ESPLANADE BRIDGE es un puente para vehículos y peatones que enlaza los dos lados de la desembocadura del Singapore River. Inaugurado en 1997 y como curiosidad causo la mudanza del Merlion de las proximidades de la Fullerton Waterboat House al Merlion Park, ya que el puente obstaculizaba la visión de la estatua.
  • BOAT QUAY: era el muelle más importante del antiguo puerto de Singapur y también el más próximo de la desembocadura del río. Como para la colonia china local la región donde se localiza recordaba la barriga de una carpa, lo que era una señal de prosperidad, la zona atrajo también muchas tiendas. La región continuó prosperando hasta la década de los 60 cuando las prácticas modernas implantadas en los nuevos puertos de Singapur llevaron a un declive de la actividad en el lugar. En la década de los 80 la región fue abandonada y comenzó un proyecto de revitalización. Las antiguas tiendas fueron reformadas y revitalizadas y pasaron a albergar en la década de los 90 varios restaurantes y bares.
  • CLARKE QUAY:  http://www.clarkequay.com.sg/en/ era un muelle auxiliar en el que atracaban barcos de pequeño tamaño que ayudaban a descargar buques de mayor tamaño anclados en el Boat Quay. Con el declive del comercio en el río, la región fue blanco de dos planes de revitalización. El primero en la década de los 90 y el segundo a mitades de la primera década de este siglo. Con ello, la región se convirtió en un gran complejo de entretenimiento que vibra al final de la tarde. Con edificios bajos y pintados con colores llamativos en los que se encuentran los bares y restaurantes. Una parte de ese gran centro comercial a cielo abierto en el que se convirtió Clarke Quay está cubierta por una estructura en forma de tienda traslúcida que tiene una bonita iluminación nocturna. Alrededor del Clarke Quay hay varios hoteles y centros comerciales, como el Liang Court (que tiene un supermercado de la cadena japonea Meidi-Ya) y el Central. Cuenta con acceso al metro por la estación Clarke Quay. En la página web de Clarke Quay hay algunas promociones de bares y restaurnates principalmente para aprovechar el horario del almuerzo o el happy hour.

AL OTRO LADO DEL PUENTE DE CLARKE QUAY ESTÁ EL RESTAURANTE JUMBO.

  • ROBERTSON QUAY: De los tres muelles que existían antiguamente, Robertson Quay era el más distante de la desembocadura del Singapore River y al mismo tiempo el más extenso. En la década de los 90 se le incluyó en un programa de reurbanización y pasó a tener una serie de hoteles, oficinas y edificios residenciales. Cuenta con una gran oferta de restaurantes que aprovecharon el ambiente más tranquilo de esta parte con menos movimiento del Singapore River.


Información sacada de: http://www.guiadesingapur.com/


Paseamos sin rumbo, solamente seguíamos la vera del río mientras contemplábamos los modernos edificios con la iluminación nocturna. Pasamos por el edificio de Bank of China, por el famoso Fullerton Hotel.

De nuevo con el Cavenagh bridge pero esta vez con una iluminación que le hacía parecer un puente más moderno.

Estuvimos un ratos admirando la escultura en la que recrea como unos niños saltan al agua, la llamada First generation en honor a los niños inmigrantes que sin recursos, pasaban los días tirándose al río como si de una piscina se tratase.


Desde aquí volvimos a ver el puente de Elgin bridge con una iluminación futurista. Lo curioso es que iban alternando distintos colores.

Otras esculturas de la vida cotidiana y el famoso pájaro de Botero cerca de la UOB Tower.


Continuamos y ya se empezaban a ver más terrazas con bastante ambiente. Mucho restaurantes con muy buena pinta en el que mostraban sus peceras con marisco vivo.

Continuamos por Clarque Quay, y allí estaba esta típica escultura que siempre hace que te quedes un rato para sacar alguna foto haciendo un poco el chorra....


Y así continuamos viendo la vida nocturna de los quays y encontrándonos con alguna escultura mas hasta llegar al metro de Clarke quay que pillamos en dirección a Bugis.

Un día que acabamos haciendo mucho más de lo que teníamos planeado ese día.


 GASTOS DEL DÍA:
  • Bebidas: 6,90 SGD
  • Almuerzo Chinatown: 37,5 SGD (sólo el coco calentorro fueron 8)
  • Vela en el templo: 5 SGD
  • Cena en Lau Pa Sat: 24,40 SGD
GASTOS TOTALES PARA LOS 3: 73,8 SGD




Visitando Suntec City y el nuevo espectáculo de Spectra





No hay comentarios:

Publicar un comentario

GRACIAS POR COMENTAR