“UN VIAJE ES COMO UN LIBRO, SE COMIENZA CON INQUIETUD Y SE TERMINA CON MELANCOLÍA”           "VIAJAR NO ES LLEGAR A UN LUGAR, ES ABRIR UN CAMINO"           "NO VIAJES PARA ESCAPAR DE LA VIDA. VIAJA PARA QUE LA VIDA NO SE TE ESCAPE"           “COMO TODOS LOS GRANDES VIAJEROS, HE VISTO MÁS DE LO QUE PUEDO RECORDAR, Y RECUERDO MÁS QUE LO QUE HE VISTO”


13 noviembre 2011

ENTRE CARRERAS Y AVIONES

LUNES 21 NOVIEMBRE DEL 2011

Me despierto sola, sin despertador ni nada; y pienso “Que bien aun no ha sonado, así que un ratito más que se esta a gustito en la cama, que aquí en Madrid hace mucho frío y no estoy acostumbrada je, je” Pero me da por mirar el despertador y…...
AAAAAAGGGGGGG, son las 10:10, y nuestro vuelo sale a las 12:15, y para colmo estábamos bastante lejos del aeropuerto (dichoso despertador que lo apague y seguí durmiendo tan tranquila). 

Por lo tanto, es evidente: PRISA, STRESS, PRISA, CORRE Y CORRE QUE PERDEMOS EL VUELOOOOO.

Llegamos al aeropuerto a las 11:10 más o menos, y corriendo a facturar. Un señor de la compañía me dice que saque las tarjetas de embarque a través de la maquinita y que él me ayuda. Entonces Dani aprovecha porque quiere precintar la maleta y se va a un puesto de esos. 
Me empieza a explicar y cuando le enseño los billetes me dice que hay que darse prisa porque en 5 minutos cierra el embarque, y que me salta toda la cola para facturar las maletas. Yo, histérica perdida  voy corriendo a buscar a Dani para coger la maleta. Total que ni precintamos la maleta ni nada, el tío esperando por nosotros y rápido, rápido que nos cierran el embarque. Una vez pasado todo este embrollo todo fue más relajado.

 
Relajándonos en el avión, que después de tanto stress nos lo merecemos. Vistas a la llegada de Munich.

Nuestra primera escala fue Munich, llegamos puntuales a las 14:50 y a tomárnoslo con tranquilidad porque el vuelo a Delhi no salía hasta las 19:45.

En esas horas nos dedicamos a mirar desde donde salía nuestro vuelo. Lo bueno que nosotros llegamos a la terminal G, y la terminal del siguiente vuelo estaba al lado (la H). Decir que otra cosa interesante que me sorprendió fue que no te hacían pasar otra vez el control de equipaje de mano, solo pasabas por los puestos de aduana para enseñar el pasaporte y punto.
Tras mirar un poco desde donde salía el vuelo, nos volvimos a la terminal G porque tenía muchísimas cosas interesantes.

Por cierto, pedazo aeropuerto el de Munich. Los aeropuertos españoles debería aprender un poquillo de ellos. La verdad que daba gusto. Tenía varias zonas en donde había maquinas de café, infusiones y periódico gratis.


Zona gratuita de refrigerío del aeropuerto

También pequeños habitáculos para descansar que era todo un lujo (aunque esto creo que también lo tienen algunos aeropuertos en España), con tu televisor, música, Internet… vamos una pasada. 

 
Exterior e interior del habitáculo para echarse una siestesilla.

Todo esto solo lo vimos en la terminal G.

Otra cosa que estaba genial en ambas terminales era que tenía su zona WIFI gratuita y asientos en plan tumbona,COMODIIIISIMOS.


Dani durmiendo en uno de las tumbonas del aeropuerto

Las horas se nos pasaron rapidísimo, y cuando nos quisimos dar cuenta, ya estábamos entrando a embarcar.


Por fin, nuestro vuelo definitivo que nos lleva a la India.

Entramos al avión, y puntazo porque estábamos en salida de emergencia jeje, así nos podíamos esterar un poquillo más.
Decir que con Lufthansa, se puede elegir asiento desde el momento de la compra y por eso habíamos conseguido salida de emergencia.
Ahora tocaba descansar y a dormir y ya mañana nos despertaremos en Delhi.













2 comentarios:

  1. Jejeje, la verdad es que cuando viajas siempre pasa algo, y claro, esto de correr para coger el vuelo suele ocurrir.....suele ocurrir ;-)
    Que vaya bien este 2012, saludos

    ResponderEliminar
  2. Nosotros somos en cuestion de viajar el pto medio ni llegamos 4 horas antes ni justo pero ese dia si no es por marta que le vendria el santo, nos hubiesemos quedado tirados.

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR